Oh Snap!

Please turnoff your ad blocking mode for viewing your site content

Leyendas Urbanas

Historias a medio camino entre la ficción y la realidad

img
Home / Historias virales / Ricky Martin, el perro y la mermelada en Sorpresa Sorpresa

Ricky Martin, el perro y la mermelada en Sorpresa Sorpresa

/
/
/
850 Views

Cuando hablamos de leyendas urbanas a todos nos viene a la mente esa famosa historia de Ricky Martin, el perro y la mermelada. Hoy en día se sigue contando, y hay quien afirma haber visto el vídeo del momento. ¿Cómo surgió la historia?

Este famoso bulo nace en el programa Sorpresa Sorpresa, un programa de Antena 3 que, como su propio nombre indica, se dedicaba a dar sorpresas de todo tipo a gente anónima. La leyenda, por sí aún no la conoces, dice así:

Ricky Martin, el perro y la mermelada: la historia

En el programa de Sorpresa Sorpresa emitido el 5 de febrero de 1999, el famoso cantante puertorriqueño Ricky Martin iba a dar una gran sorpresa a una de sus fans españolas más incondicionales. La chica era la típica adolescente que tenía la habitación empapelada con posters de su ídolo, además de un perrito al que había llamado también Ricky.

Los organizadores del programa habían dispuesto que el cantante esperase escondido en el armario del cuarto de la chica, aguardando por el pinganillo el momento justo para salir. Por supuesto, había una cámara oculta en la habitación para grabar la reacción de la fan. Todo estaba preparado para que la fan se llevase la sorpresa de su vida cuando viera a Ricky Martin en persona saliendo de su armario. Pero las cosas no salieron como estaba previsto…

Ricky el perro
El perrito Ricky tiene un papel fundamental en la leyenda urbana de Ricky Martin y la mermelada.

Porque cuando la chica llegó a casa y entró a su habitación acompañada de su fiel perrito, lo primero que hizo fue sacar un bote de mermelada. Ni corta ni perezosa se desnudó (algunos dicen que del todo, otros que solo de cintura para abajo)  y untó algo de mermelada sobre sus partes íntimas. A continuación llamó a su perro Ricky para que la lamiera.

A partir de aquí la historia difiere según la versión. Según unas versiones Ricky Martin salió enseguida del armario con evidente desagrado y en otras aguantó como pudo hasta que entraron a “rescatarle”. Tampoco está claro de dónde era la niña, aunque suele decirse que era malagueña. Y aunque la leyenda se conoce como Ricky Martin y la mermelada a veces se cambia la mermelada por nocilla o manteca de cacahuete.

¿Pero qué más da? El rumor ya era demasiado jugoso independientemente de lo que la chiquilla emplease en sus juegos.

Ricky Martin, la mermelada y el perro: la verdad

Aunque se supone toda la escena fue grabada y emitida en prime time en uno de los programas de mayor audiencia del momento, no encontrarás el vídeo por ninguna parte (pero tal vez conozcas a alguien que afirma haberlo visto). Además, hay cosas que no encajan. ¿Por qué no se cortó la emisión? ¿Por qué no se impidió a la niña que empezase con su jueguecito? ¿Raro, verdad? No tanto porque al fin y al cabo la historia de Ricky Martin y la mermelada, resultó ser un rumor.

Eso sí, un rumor que empezó a propagarse como un virus por toda España durante los días siguientes a la emisión del programa.

Bote de mermelada
En algunas versiones de la leyenda urbana, la mermelada se cambiaba por Nocilla

¿Cómo ocurrió? Nadie puede decirlo con exactitud, aunque se cree que el trampolín fue la llamada de un oyente al programa Hablar por Hablar de la SER para pedir que le confirmasen el rumor que había oído por los pasillos de su facultad. El rumor, como habrás adivinado, era el del accidentado paso de de Ricky Martin por Sorpresa Sorpresa.

A partir de ahí la noticia se propagó por otros medios de comunicación, alcanzando unas magnitudes nunca vistas en nuestro país. La historia era la comidilla en institutos, universidades, bares, colas de supermercado y peluquerías.

Se decía que el vídeo circulaba por el mercado negro e incluso se  llegó a afirmar que la pobre niña protagonista de la historia había llegado a suicidarse por culpa de la presión. El escándalo fue tanto que hasta la Fiscalía del menor inició una investigación. Huelga decir que quedó en nada, aunque quizás dio inicio a la poco saludable afición de la Fiscalía por investigar chorradas.

Antena 3 era la más interesadas en poner fin al bulo. Para acabar con las especulaciones, el director de la cadena, Giorgio Aresu, ofreció un millón de pesetas a quien fuera capaz de enviarle una copia del vídeo. Vídeos hay circulando por Internet, aunque todos más falsos que un billete de 2 euros.

Concha Velasco, presentadora del programa, se vio obligada a desmentir la historia en el siguiente programa y la discográfica de Ricky Martin hizo lo propio, confirmando que el cantante no había viajado a España desde hace varios meses.  Aquí un breve vídeo donde Concha Velasco recuerda la historia:

“Aquí se ríe o se llora, pero siempre con alegría. Ese es el espíritu de Sorpresa Sorpresa”. La verdad es que el tono del desmentido me parece demasiado serio y quizás solo consiguió que la cosa fuera a más. Ya se sabe que con estas cosas siempre habrá gente que seguirá creyendo por mucho desmentido que se haga. Por eso aún hay una corriente conspiranoía que defiende que lo que pasó con Ricky Martin en Sorpresa Sorpresa es completamente cierto y que si se ha querido ocultar es porque la protagonista era una persona muy importante, un pez gordo.

El verdadero origen de la historia de Ricky Martin en Sorpresa Sorpresa

En realidad el rumor sobre Ricky Martin y la mermelada se trata una adaptación de una leyenda urbana que ya llevaba tiempo circulando por Estados Unidos, salvo que allí el perro se suele llamar Rex y quienes observan la escena escondidos son amigos que pretenden darle una fiesta sorpresa a la protagonista. No cabe duda que aquí en España supimos darle un toque único.

Por cierto, que no es la única leyenda urbana que rodea al bueno de Ricky Martin, también se ha rumoreado que mantenía una relación con el cantante Pablo Alborán.

¿Quién fue la primera persona que empezó a propagar la leyenda urbana de Ricky Martin, el perro y la mermelada? Me temo que nunca conoceremos al genio que consiguió que un simple rumor alcanzase el nivel de fenómeno cultural. Mi  teoría es que quizás todo se fraguase en los pasillos de alguna facultad de comunicación, como una especie de experimento sociológico. Quién sabe.

Lo único cierto es que esta historia ya forma parte de nuestra cultura popular, y aunque el paso de Ricky Martín por Sorpresa Sorpresa nunca existió ha inspirado decenas de memes, tiras cómicas, vídeos falsos y cortometrajes. Prueba de ello es el corto de terror Mermelada, presentado en el Festival de Sitges. Este es el trailer:

¿Te ha gustado el artículo? Pues compártelo a través de las redes sociales y me animarás a investigar sobre otras leyendas urbanas ;). Y recuerda que puedes suscribirte a mi newsletter para recibir en tu mail mis nuevas publicaciones y relatos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

1 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

It is main inner container footer text